‘El Resucitado” De Ricardo Palma

Esto es un otro cuento de ficción histórica en la novela” Tradiciones Peruanas” de Ricardo Palma. Este cuento se trata de la época del trigésimo segundo virrey en el año 1777. Hay tres partes. Sección uno se trata de un hombre que está muriendo y viene a un hospital. Él le ofrece al ecónomo, Gil Paz, cien onzas de oro para darle a él un buen funeral, y para gastar el resto para el hospital. Gil Paz guarda el dinero por sí mismo y envía dos esclavos negros con el difunto y les ordena enterrarlo en un hoyo en un corralón. Tampoco se dice una misa y el señor está sepultado en su ropa sucia.
Sección dos es sobre Don Manuel Guirior quien fue nombrado por el rey Carlos III como Virrey de la tierra. Guirior y su esposa llegan a Lima de incognito en julio, 1776 pero él hace cargo del gobierno en diciembre. El posee sabiduría, baja los impuestos por los indígenas pero sube los impuestos en bebidas alcohólicas, y termina los juegos carnavales. Practica la diplomacia con los virreyes de países vecinos y respeta el tratado entre España y Portugal. Guirior también da los hospitales dinero para golosinas y sorbetes para los pacientes. El es señor honrado, digno, y decente. En el mismo ano la corte envía a D José Areche para ser superintendente. Areche cree que el tiene más poder que Guirior y persuade al rey sacarlo. Sin cortesía Guirior regresa a la España, donde él se muere en pocos meses. Los nativos se enojan y luchan contra los abusos de Areche bajo su líder Tupac. Areche aumenta los impuestos de cuatro por ciento a doce. Areche está castigado.
En parte tres regresamos al difunto, enterrado tan injustamente. Cuando el sepulturero abre la zanja una brisa orea el rostro del “cadáver.” Al principio los músculos empiece moverse; los ojos se abre; y el muerto se levanta y camina a la puerta en los harapos en los que él fue sepultados. Mientras que Gil Paz está engañando a los pacientes de azúcar para el té, una mano se pone en el hombro y una voz cavernosa dice:” ¡Avariento! ¿Dónde está mi mortaja?” Él le vuelve a Gil loco como castigo. Entonces el señor da limosnas al hospital quince días más tarde en cuando él está dado alta. EL toma el habito de lego en el convento de los padres descalzos y en santidad se muere en 1812.
En esta historia hay mucha ironía y también algo de mito y leyenda. De hecho yo veo un poco realismo mágico tal vez. Aun que los tiempos son distintos, sin embargo, codicia y avaricia y avidez persisten. Corrupción en el gobierno permanece. Más cambian las cosas más siguen el mismo. Por desgracia lo bueno no siempre triunfa.

This entry was posted in Ricardo Palma. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s