“La Bella Alma de don Damián” de Juan Bosch

Don Damián, un señor muy rico, sufría de una fiebre y era moribundo. El yacía en su cama lujosa. Se ponía pálido, y era obvio que él se moría. Su sirvienta, su esposa, y la suegra se lo rodeaban. Una enfermera entró con una jeringa y le dio una inyección. La criada, quien había lo atendido durante cuarenta años, lamentó y gritó que don Damián tenía un alma bella.
La mujer y su madre no llevaban bien con Damián. La mujer era muy linda y más joven que su marido, que tenia sesenta años. Discutían a menudo y había amenazas de divorcio. La esposa tenia aventuras también. La suegra no le gustaba a él tampoco. El matrimonio para las señoras era solo por interés.
La suegra la sacó a la pasilla y le dijo que ella debiera comportarse en una manera muy triste. La señora quería esperar hasta que otra gente venía, sin embargo su madre le avisó a ella que le enfermera y la empleada notarían y hacían chismes. Entonces la mujer corrió a la lecho y lloró y gritó.
El alma se dio cuenta de que el comportamiento de las mujeres era una hipocresía y quería escapar. También él nunca se había visto. Creía también que otras podían verlo. Escapó por la boca media abierta de don Damián y se lanzó hacia una lámpara cristal de Bohemia. Nadie lo vio, pero sabían que don Damián falleció.
Luego el sacerdote entró. Había estado allí la noche antes para pedir que Don Damián le testara dinero para un nuevo templo. (Don Damián iba a dar monedas para una escuela.) El cura no pudo encontrar su reloj, y regresó para determinar si estaba in el cuarto. La suegra le preguntó a él la razón por su regreso. “¿No recibió su confesión y le dio comunión ¿” EL sacerdote le dijo que no todavía pero iba a hacerlo por la mañana. El alma recordó que el cura vino solo para buscar su reloj.
El alma sabía también que este señor con su alma puro hizo trampas para la gente. Por su propio interés el prestaba dinero a las personas y luego sacó sus hogares cuando ellos no pudieron pagarlo. También este señor se vestía en trajes muy costosos y lució muy bien. Con joyas y juguetes él había sobornado jovencitas que necesitaban dinero y las acostó en un departamento caro.
La alma no sabía cómo se parecía; por lo tanto el flotó al baño y miró en los espejos. El vio un pulpo feo y grisáceo con tentáculos de distintas talles y solo un ojo. El decidió regresar al cuerpo del Don y entró por la boca. Conectó con las arterias y las venas por sus tentáculos.
El médico llegó; la esposa lloraba y gritaba; el doctor examinó al difunto; y le dio una inyección. De repente don Damián renació y su color se mejoró. La criada le dijo al doctor que su ama no tenia fondos suficientes para pagarlo. EL médico sabía que Don Damián poseía dinero de sobra. Entonces él le habló con la criada pero para el beneficio de las otras. El dijo que aunque él no tuviera moneda para pagarlo el querría hacerlo, porque el doctor había salvado tan bella alma para la sociedad. Entonces el salió del cuarto en puntillas.
Este es un cuento sobre hipocresía y la deseo para dinero. Personas fingen ser amigos y halagan a los ricos por interés. En cambio los ricos explotan a los pobres para aumentar sus riquezas. Todo el mundo quieren presentar una buena cara al mundo.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

En un Bohío de Juan Bosch

 

Juan Bosch nació en la Republica Dominicana en 1909 y se murió en 2001. Por un tiempo corto él era presidente de este país. Él era un oponente del dictador Trujillo, y tuvo que vivir en el exilio durante 20 años. Bosch era honrado y creía en socialismo pero no de comunismo. Estaba preocupado por los pobres y las terribles condiciones en las que vivían. Sus cuentos describieron sus dificultades.

En Un Bohío se trata de una mujer empobrecida cuyo esposo era en la cárcel. Ella vivía en una choza mugrienta. La mujer era flaca y sucia. Había un hedor asqueroso en el bohío, y ella era muy ansiosa. Sus dos niñitos estaban muy mal y uno de sus hijos seguía pidiendo por su papa. Tenía fiebre.

No había comida. En el temporal llovía todo el tiempo y el techo y las tablas pudrían. Los senderos se convertían en barro. Ella sabía que ellos se morirían.

Luego vio a un jinete que acercaba. Ella tenía miedo, sin embargo ella esperaba el llevaba comida y medicina. El señor creía que ella estaba sucia y loca, pero él la veía como una mujer. Ella estaba dispuesta cambiar el sexo para necesidades. Entonces él le dijo a ella que tenía solo medio peso.

Su hijita regresó llorando. La niña debó encontrar huevos y caminar al pueblo y cambiarlos para sal y arroz. El papel se mojó en el rio y casi todo del arroz desapareció. La madre no podía más. Ella mandó que el señor saliera. Él entonces desamarró la jáquima del bohío y subió el caballo. Ella lo siguió por un rato, pensando que medio peso fue perdido.

El niño le preguntó si su padre había regresado y la madre respondió que no.

http://www.monografias.com/trabajos104/cuentos-cortos-del-profesor-juan-bosch/cuentos-cortos-del-profesor-juan-bosch.shtml

http://dorismelo53.blogspot.com/2009/08/los-cuentos-de-juan-bosch.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Bosch

 

Posted in Juan Bosch | Leave a comment

“Uno a Media Calle” de Gregorio Lopez y Fuentes

Esta historia trata de los diversos grupos que lucharon en la Revolución Mexicana de 1910 a 1920. Bajo el gobierno de Porfirio Díaz, se confiscaron las tierras de los Yaquis y otros indios, y los indios fueron esclavizados o se enviaron al trabajo con los árboles de goma en las selvas de Quintana Roo, donde vivieron los descendientes de los mayas. Su tratamiento era horrible y los gobernantes que era más fácil sustituir a trabajadores muertos que proporcionar el cuidado adecuado para ellos. Por diversas razones hubo otros grupos que se rebelaron también. Los soldados del norte fueron liderados por Pancho Villa y los del sur y los alrededores del Ajusco fueron bajo la Zapata. Soldados de Pancho Villa fueron más ordenados y aparecieron más soldados, mientras los Zapatistas actuaron vestidos de guerrilleros con Zapata luchando entre ellos.

Esta es una obra de ficción que describe las diferencias entre los rebeldes. Primero los Yaquis entraron en la ciudad con un estoico actitud, casi de indiferencia o de odio. Marcharon en una línea seguida de un tambor. Ajeno a lo que estaba alrededor de ellos pararon y dos bailarines realizan la Danza del Venado, con la presa, seguida por el cazador. Salirian de la ciudad de la misma forma, suponiendo que regresarían algún día o ser enterrados con la gente de su religión.

Los ejércitos del norte y del sur llegaron a la ciudad sin nombre. Todos los grupos tenían diversos colores, lenguas y costumbres. Se reunieron en los bares y prostíbulos. Ellos comenzaron a discutir llamando unos a otros palabrotas. Disparos resonaron y murieron varios cientos de Zapatistas y Villistas, en la barra, cerca del mostrador y para media cuadra.

Posted in Gregorio López y Fuentes, Uncategorized | Leave a comment

“Una Carta a Dios” de Gregorio López y Fuentes

Lencho era un granjero, quien vivía con su mujer y sus hijos en una casa en un valle en lo alto de un cerro bajo. Había un campo de maíz y flores de frijoles, pero se falta la lluvia. Al final llovía, pero luego el granizo cayó en la casa y los campos. Todo fue destruido.
Aunque Lencho era campesino y tenía poco educación, el podía leer y escribir. Sabía que su comida se agotaría y que la familia pasaría hambre. El dio de la cuenta de que necesitaba ayuda, así que él decidió escribir una carta a Dios. Él Le dijo a Dios que le hacía faltar cien pesos para alimentar a su familia hasta que podía sembrar una nueva cosecha.
Lencho trajo la carta a la oficina de correos, obtuvo un sello y puso la carta en el buzón. Cuando un letrero vio la letra y vio que se dirigía a Dios, el rió y la mostró a su jefe. Ellos colectaron dinero de los empleados, pero solo consiguió sesenta pesos. Fue un acta de caridad. Pusieron los billetes en un sobre con una carta que dijo simplemente “Dios”.
Lencho fue a la oficina para recoger la repuesta. Tenía una gran fe. Al ver la dinero, el no mostró ninguna sorpresa. El jefe y los empleados estaban contentos. Lencho en cambio les pidió por papel y tinta. Después de que él terminara escribir y se fuera, ellos leyeron lo que él había escrito.
Él Le contó a Dios que él estaba seguro que Dios hubiera enviado cien pesos pero que los ladrones en la oficina de correos los habían robado. Lencho tenía mucha fe pero era codicioso también.

Posted in Gregorio López y Fuentes | Leave a comment

“La Creciente” de Davalos

Este cuento es narrada por una tercera persona, que cuenta esta historia como si fuera un informe de un evento de la vida real. El protagonista es un gallego de mal humor y obstinado llamado Don Ventura de Perdigones. Es un verdulero que vive en Salta y tiene una hortaliza en Vaqueros, que se encuentra en la parte noroeste de la Argentina. Todos los días toma su producto que consiste en verduras de hoja verde en el mercado, que lleva en una cesta de mimbre enorme y él cabalga su asno. Tiene que cruzar el río que es el mismo nombre que la provincia. En el verano el río consiste solamente en pequeños arroyos, pero en el invierno es algo tumultuosa que inunda y lleva enormes troncos y rocas con él.

Cuando llega al río se desborda, y ve un grupo de campesinos allí que esperan el nivel acuático a bajar. Don Ventura rechaza esperar y empuja su burro a cruzar el río. Hay una lucha entre el hombre y su bestia. Pega el animal y cava sus espuelas en su lado. Los campesinos le impulsan en voz alta que él no vaya, pero les dice que no hay razón de tal alboroto.

El burro se estrella en el río; la silla de montar y el arnés con los accesorios y la cesta con repollo y lechuga ser desquiciado; y todo junto con el hombre, se convierte en un gran montón. Él está flotando hacia arriba y hacia abajo en el agua, vueltas de carnero, y mano sobre mano trata de agarrar los lazos de los jinetes que tiran a él. No puede hacerlo. Con todos sus esfuerzos agarra las raíces de un árbol de sauce en el borde del río.

Cuando alcanza la tierra firme, un campesino le dice que era un milagro fue salvado. El gallego grosero y obstinado afirma que era debido al sauce vivió; y era la Voluntad de Dios que ahoga.
Esta historia está llena de contracciones, modismos y las palabras de los campesinos que no son cultos. Esto es el patois de la parte de noroeste de Argentina. (Si alguien sabe lo que “yolis” significa y de ande, por favor avíseme.

http://www.portaldesalta.gov.ar/jcdavalos.htm
http://saltaliteraria.blogspot.com/2007/09/analisis-de-la-obra-la-creciente.html
http://bibliotecadecuentos.blogspot.com/2008/07/la-creciente.html

Posted in Juan C. Davalos | Leave a comment

“Los Cazadores de Chinchillas” de Juan C. Davalos

Mi placer de esta historia fue enormemente limitado por el número extremo de palabras del vocabulario, a pesar de la descripción por lo visto hermosa del paisaje.
En breve se trata de un celador, mandado por su jefe, ir en busqueda de algunos cuatreros, quienes cazaban y robaban animales por sus pelajes, chinchillas, vicunas, y otros animalitos. Tambien sal y otros minerales estaban robados . Hacía mucho frío y ventoso y nevaba mucho.
EL autor hizo descripciones lindas del paisaje en la Cordillera de los Andes.
Al fin, el celador encontro’ a un peoncito nativo cuyo padre se podia haber congelado. Los enemigos juntos como hermanos se durmieron en la pavarosa noche cerca de un fogon de yareta.

Tuve que buscar un monton de palabras, por lo tanto fui prohibido disfrutar de la historia.

He aqui son mis preguntas sobre algunas de las palabras:
“Presbiterio could this be the first name of the protagonist?
iros
prendas (should it be riendas in thie case)
tulpo
pirco
asadito
pasteaderos
chulo pimp??????????????????
arca ark or chest????????????????
campichuelo ?????????????????????el campamento
raicilla rootlet?????????????
choschoris ???????????????????????????
santamarianos ??????????????????????
arrendero hired??????????????????????
puneno puneño-ña: nativo.persona born in Puna Jujeña, Puna: region of northern Argentina semiarida?????????????????
cuadras blocks??????
calado el chulo soaked the rascal????????????????????
penas negras black burdens or punshments OR
peñas negras black rocks???????????????????????
calchaqui an ancient Indian people of northwest Argentina and northern Chile????????????????????

Posted in Juan C. Davalos | Leave a comment

“Sangre en los Jazmines” de Tellez

Pedrillo estaba acostado en la cama con su brazo hinchado, rojo y doloroso. Le habían disparado por los guardias, algunos de ellos en uniforme, y no otros. Pedrillo era un rebelde y los guardias persiguieron abajo, los torturaron y los mataron lentamente.
Su madre, Mama Rosa, fue temeroso. Ella había visto los cadáveres mutilados en la plaza del pueblo, cabezas cortadas y en picos.
El autor se refirió a su cabello a menudo como un estribillo. Ella tenía una masa negra de cabello, separado en el centro.
Ella sabe cómo los guardias hicieron las familias mira que azotaban a sus víctimas, cortar surcos en ellos con machetes, y los mataron, degollandolos. Una madre tuvo que ir al manicomio después de ser forzados a ver cómo su hijo fue asesinado. Mataron a miembros de la familia.
Pedrillo estaba en agonía y cuando él se deslizó fuera de su cabestrillo el dolor era peor. Rosa vio el enfoque de los guardias. Pedrillo le dijo a ella que había dos fusiles bajo la cama. Ella le ayudó a llevar adelante y huyó. Ella ocultó el otro detrás de ella. Los guardias la derribaron y golpearon. Ella casi se desmayó. Ella notó que eran muy jóvenes, como era su hijo, que tenía 25 años. Su mata de cabello negro separado en el centro fue sangrienta.
Su hijo debia haber oído que ella grito’ porque regresó. Los guardias le hizo prisionero, azotados como Él clamó, y le dieron un corte de surcos en la carne. Rosa se horrorizó. Ella tomó el fusil; ella no podía soportar ver que Pedrillo sufrara. Su primer disparo entró en la corteza de un árbol. La segunda encontró su marca. Ella se acostó en los candidos jazmines con su tapete de pelo negro separado en la mitad cubierto de sangre.
Lo que sí es claro es lo intrínseco de la relación entre los sentimientos de Pedrillo y mamá Rosa, significando esto que Pedrillo y mamá Rosa son un solo personaje y por ello comparten el mismo dolor.

Posted in Hernando Téllez | Leave a comment