” La muñeca menor” de Rosario Ferré

Acabo de leer este fantastico cuento. Para mi es una historia horrifica, utilizndo una sesia (?doble?) y realismo magico. En una manera me parecia de un cuento ” El Almohadon de Plumas” en que una mujer se caso’ y en la casa de su esposo durmio en una cama. Ella se quedaba mas y mas debil y pálida, y se murio’. La almohada era llena de chupasangre, que la mato”. En este caso la mujer fue reemplazada por una muneca hecha por su tia. Fue un regalo de boda. Un resumen excelente esta abajo.
Fui impactada por el cuento por que recientemente yo tuve un crucero en el rio Mississippi. Visite’ un cañaveral antebellum. La mujer no recibio’ ningun educacion en historia, filosofia, matematica etc. Ella era solo un objeto y una decoración y cubierta con joyas. SU vida era semejante a la vida de las mujeres en esta historia.

Resumen: La muñeca menor

Por: Heidi Figueroa

Rosario Ferré es una autora puertorriqueña. En su obra “La muñeca menor” nos presenta la historia de la figura femenina y como la misma ha sido anulada y cosificada por la figura explotadora del hombre.

La obra comienza relatando la desgracia de una tía, resignada a vivir sin poder moverse debido a un suceso que le acurrió en su niñez, del cual un médico oportuno tomó provecho para lucrarse. Un día mientras ella se estaba bañando en el río una chágara le mordió en la pierna. La herida nunca cerro y el médico diagnosticó que la chágara se había alojado en su pierna. El tratamiento era inútil y ella llegó a su madurez con una pierna destrozada que le llevó a vivir sin completa movilidad. Se dedicó entonces a hacerle muñecas a sus sobrinas. Llegó el momento en que las muñecas se convirtieron en unas obras impresionantes, muy complejas y hermosas. Cada año la tía le regalaba a cada sobrina una muñeca, aumentándolas de tamaño de modo que correspondiesen al tamaño de las niñas. Así lo hacía hasta el día del casamiento de alguna de sus sobrinas. Ese día del casamiento, la tía les regalaba su última muñeca.

La niña menor se casó con un joven médico, hijo del médico oportunista. Él se casó con ella para mostrarle al mundo que pertenecía a la sociedad, usaba a su esposa como objeto de decoración. Además,la muñeca, que le regaló la tía a su esposa, la utilizó a su beneficio,la dañó para vender los brillantes que tenía en los ojos y de no ser por las hormigas, que descubrieron que estaba llena de miel, hubiese vendido también la porcelana de la cual estaba hecha. Él se hizo millonario, pero la eterna juventud de su mujer le perturbaba la felicidad. Al observarle una noche mientras dormía, descubrió que la mujer era una muñeca rellena de chágaras, mal del cual él se habia lucrado.

En “La muñeca menor” se utilizan mucho las imágines sensoriales. Se presentan simbólicamente la vida, el mal, y el ser. Esta obra es considerada por muchos la obra que mejor representa la literatura feminista.

Advertisements
Posted in Rosario Ferré | Leave a comment

“El Gallo” de Arturo Pietri

Yo estaba un poco decepcionada en esta historia. Pietri se dice que es como mucho de un maestro en el uso de realismo mágico como Márquez, pero me temo que no puedo verlo, a menos que él es extremadamente sutil en su uso. Básicamente, fui capturada a la deriva en el vocabulario y lenguaje, y no podía encontrar varias definiciones.

Básicamente, “El Gallo” se refiere a un viejo sin hogar, que pueden ser esquizofrénico o un borracho. Él es polvoriento y desaliñado vistiendo una grande negro sombrero. Los dientes están en mala forma y el lleva un palo y un bolsa de trapos en la espalda. Él habla por sí mismo. Él parece escuchar las voces de un grupo de personas en lo que hay un chico que le llama un ladrón de la carretera. Por lo visto esto ha sucedido antes. Mientras camina él viene a una pequeña granja en la que nadie parece estar en casa. Hay un perro atado a un horcon, pero el perro sólo lo mira. También espía un gallo colorido atado a una estaca. Él decide robar el gallo para comer más tarde.
En el camino conoce a un par de hombres que no lo conocen; Creo que son nativos, ya que tienen rostros sin pelo y la piel de color cobre.
Le dicen que van a una pelea de gallos y le muestran su gallo, que es gordo con una espalda mal formada, no un espécimen muy bueno. Dicen que tienen 20 pesos para ofrecer. El hombre sin hogar les dice que ha criado los gallos y ha trabajado para un hombre muy importante. El los acompaña y repetidamente oye el grito “diez cuentos por cinco”, y “Pago” y “Pico mi gallo” por la gente que apuesta. Él se vuelve muy emocionado cuando ve un gallo. No estoy seguro, pero creo que él ofreció una apuesta aunque no tenía dinero. Como temía la gente lo conocería, él fue zafando de la masa a un río cercano y sentar en los cañaverales. Allí tomó el gallo había robado de su bolsa, quebró su pescuezo y miró su batir las alas, sacó las plumas, y felizmente dispuesta a comer de él. Agradecería cualquier ayuda que pudiera concederse conmigo acerca de la interpretación de esta historia y la definición de términos tal como pelea casada , pelea de flor, te paran de cabeza, de a partir doy, luganero (misprint for lugareno???) ,bajaros , y se te va a poner el hocico lustroso.

Posted in Arturo Pietri | 1 Comment

ANÁLISIS Y RESUMEN DEL CUENTO LA LLUVIA DE ARTURO USLAR PIETRI

19 de marzo de 2011ANÁLISIS Y RESUMEN DE LA LLUVIA DE ARTURO USLAR PIETRI
http://elblogdemara5.blogspot.com/2011/03/analisis-y-resumen-de-la-lluvia-de.html

ANÁLISIS Y RESUMEN DEL CUENTO LA LLUVIA DE ARTURO USLAR PIETRI

“La lluvia” luce el mismo brillo y exuberancia tropical que el cuento criollista “La mujer” de Juan Bosch, pero esto no le quita en absoluto su cualidad cosmopolita. El revestir de ambiente mágico un tema tradicionalmente criollista como la sequía lo coloca dentro del realismo mágico. Por intensa que sea la descripción de la sequía, la intención del autor no es lanzar una protesta social, sino convertir la sequía en un símbolo de la aridez de un matrimonio. La aparición misteriosa del niño alivia esa aridez a tal punto que cuando él desaparece, Jesuso y Usebia apenas se dan cuenta de que ha empezado a llover. Es decir, que un fenómeno de la naturaleza va cediendo su importancia a un valor humano, todo lo contrario de lo que ocurre en tantos cuentos criollistas.

El realismo mágico proviene tanto del niño Cacique como del estilo de todo el cuento. Aunque no hay nada extraordinario en el comportamiento del niño, su aparición y su desaparición repentinas junto con otros detalles hacen pensar en el espejismo. Además de su función simbólica, Cacique parece capaz de apagar el fuego de la sequía. Orinando, recita una historia infantil: “…y se rompió la represa… y ha venido la corriente…” Después Usebia lo manda a buscar agua (¿la hay?) en la quebrada. Lo identifica con el viejo perro desaparecido y el uso de las palabras “imagen” y “cuadro” en la frase siguiente también sirven para deshumanizarlo y convertirlo en una especie de duende: “…la luz situaba la imagen del muchacho dentro del cuadro familiar y pequeño del rancho”. Los mismos protagonistas entran a veces en este mundo mágico. Usebia dice que Jesuso “vive como si estuviera muerto”. Ella misma se mueve “mecánicamente en una imaginaria tarea”.

La mezcla de términos que intensifican y otros que alivian la sequía es verdaderamente ingeniosa. El autor maneja las palabras caloríferas con tanto talento que logra crear un cuadro digno de compararse con el de la “Rima del viejo marinero” de Coleridge: “as idle as a painted ship upon a painted ocean”. El contraste irónico de las palabras y frases líquidas hace sentir más la sequía lo mismo que el ambiente mágico: “árboles que sonaban a lluvia”, “eco húmedo”, “algo que fluía como la sangre de una vena rota”, “fuente que brotaba”, “ruidos como burbujas”, etcétera.

La abundancia de símiles, metáforas y frases que se introducen con “como si…” no sólo atestiguan la procedencia vanguardista del autor, sino que también refuerzan el ambiente mágico del cuento. Entre las imágenes novedosas, merecen destacarse: “sombra acuchillada de láminas claras”, “sombras de árboles” (las nubes) y “hojas vidriosas”.

Igual que en “¡Diles que no me maten”, “La lluvia” está estructurado sobre varios poliedros fragmentarios. Las descripciones alternan con los distintos diálogos y el punto de vista cambia entre el autor, Usebia y Jesuso.

Por medio de una técnica experimental, Uslar Pietri logra crear un cuadro inolvidable de una sequía latinoamericana en que los personajes llegan a humanizarse a pesar de su sufrimiento. Su propósito queda claro. Por mucho que le embrutezca el ambiente, el hombre tiene que conservar su dignidad humana.

Posted in Arturo Pietri | Leave a comment

Análisis: “En el fondo del caño hay un negrito”

Yo lei este cuento y es muy asombroso. Se trata de clases sociales en Puerto Rico y es excelente. He aqui in analisis.
“En el fondo del caño hay un negrito” de José Luis González

Por: Glodarys Santiago

La obra “En el fondo del caño hay un negrito” del escritor y político José Luis González trata de la diferencia entre clases sociales, la pobreza y humildad, la lucha y el sacrificio. González también deja expuesto el tema del desempleo y como la industrialización en San Juan afecta a la sociedad en varios sentidos. Específicamente la historia trata de una familia compuesta de padre, madre y un infante que viven en extrema pobreza en un caño.

La historia da comienzo con un negrito llamado Melodía de solo meses que se levanta y gatea hasta el borde de la vivienda. Al verse en el agua se encuentra con su reflejo, creyendo que era otro negrito y se ríe. El padre despierta y le llama la atención. El bebé obedece y se aleja. Claramente nos da la idea de que es una familia pobre que vive aledaño de un cuerpo de agua.

El padre levanta la madre y ella reacciona sobresaltada. Ataca el hambre en familia, pero la realidad es que al ser una familia pobre no cuentan con los recursos necesarios para la alimentación de ellos ni de su hijo. El padre decide salir a trabajar y buscar ganar algún dinero para cubrir de alguna manera la necesidad de alimentación de su familia. El hombre marginado reacciona ante la sociedad acomodada que, como ejemplo, cuenta con un vehículo de motor para transportarse mientras este se ve limitado a caminar o usar transporte colectivo, si es que puede pagarlo, para moverse de un lugar a otro y conseguir el trabajo que se pueda. El hombre ve el movimiento de los vehículos que pasan cerca de su vivienda y expresa a manera de burla y con menos precio “pendejos” en una clara expresión de un sentimiento de resignación.

Luego cuando la madre está ocupada preparándole el guarapillo, Melodía se asoma nuevamente a ver a su amigo negrito, llega hasta el borde y él lo mira y lo saluda. En eso lo llama la madre que el guarapillo estaba hecho y Melodía obedeció los gritos salvando su vida nuevamente. La inocencia y curiosidad del niño lo lleva a estar en peligro ya que constantemente estaba buscando su reflejo en el agua, además era un método de diversión para el bebé.

Dos mujeres que vivían en el área seca, observaron y criticaron las condiciones en las que vivían estas personas pues ellas también eran pobres. Observaremos que cada clase social se subdivide y que algunas personas son más pobres que otras. Dicen que las cosas cambian cuando menos se lo espera.

El padre ha culminado su empleo en Isla Verde y va a pie a su casa pero antes para a comprar algo de comida y la leche de su bebe. Lo que nos da a entender que aun dentro de su limitación económica establece como prioridad las necesidades de su familia de alimentación. Este es el pan nuestro del puertorriqueño, gran jornada para unos centavos, la necesidad hace el sacrificio. Al final Melodía se tira al caño, no fue un suicidio, pero si en busca de algo más lindo. Fue una muerte accidental, pues se fue en busca de su amigo.

Me fue de sumo interés esta narración porque expresa la realidad de un sector que ha sido marginado el cual, aún, hoy día no ha recibido la atención y ayuda que requiere. También relata como el puertorriqueño trata de buscar el peso día a día para poder satisfacer las necesidades básicas de él y su familia.

Posted in Jose Luis Gonzales | Leave a comment

“Una caja de plomo que no se podía abrir” de Jose Luis Gonzales

El siguiente es un resumen y analisis del cuento,
“Una caja de plomo que no se podía abrir”
http://michellepineda.blogspot.com/2011/02/una-caja-de-plomo-que-no-se-podia-abrir.html
En las siguientes líneas trataremos de exponer los principales elementos culturales que presenta la obra Una caja de plomo que no se podía abrir, cuento de la autoría de José Luis González, quien presenta un Puerto Rico de los años 50’s cargado de descripciones de ambientes y personajes que exhalan en sus comportamientos, tradiciones y costumbres, que identifican y hacen sobresalir al pueblo puertorriqueño, y a la vez definen su identidad nacional; una identidad que ha permanecido, aun con las influencias norteamericanas, de las que se han adquirido detalles, pero sin dejar lo propio, y que el autor ha sabido destacar al presentarlas en contraste con el comportamiento controlado y casi frío que muestra el teniente norteamericano que hace entrega de los restos de Moncho.

Desde el inicio el cuento nos va llevando por una historia que se hizo común en muchas familias a partir de los años en que inició la unión político-económica entre Puerto Rico y Estados Unidos: La partida de jóvenes a las guerras para luchar por una causa ajena pero compartida por obvias razones. Para una familia con raíces latinas la expresión de dolor puede ir más allá que el mismo sentimiento, y es el caso de doña Milla, la viuda madre del soldado muerto, quien no pudo ocultar su sufrimiento y perdió la cordura en varias ocasiones, tratando de rasgar su rostro y descontroladamente exigiendo ver a su hijo, o lo que quedara de él, y aunque le fue explicado que eso no iba a ser posible pues la caja estaba sellada, una madre puertorriqueña no encuentra razón lógica en negarle el derecho a ver a su propio hijo, aun estando en las condiciones en que estaba; y es que hemos crecido con esa unión familiar y con ese sentido de pertenencia que nos hace demostrar el amor a través del contacto con nuestros seres queridos, inclusive en el momento de la despedida, y es casi como querer comprobar con nuestros propios ojos lo que nos están diciendo en palabras, quizás hasta como un método de aceptación de lo que no va a cambiar.

Pero el sentimiento de Milla no era el único que sobresalía en la obra, también podemos destacar la forma curiosa y empática en que los vecinos se iban aglomerando en la pieza de la familia, y es que desde el momento en que se supo la desaparición de Moncho en la guerra, la noticia había corrido de boca en boca, pero aunque todos temían lo peor, nadie lo expresaba, quizás por la creencia, típica de nuestra cultura, de no llamar la mala suerte con las palabras, y como el narrador mismo lo expresa:

Yo me pregunto cuántos de nosotros pensábamos, sin decirlo, que Moncho no estaba perdido en ningún monte ni era prisionero de los coreanos o los chinos, sino que estaba muerto. Yo pensaba eso muchas veces, pero nunca lo decía, y ahora me parece que a todos les pasaba igual, porque no está bien eso de ponerse a dar por muerto a nadie… antes de saberlo uno con seguridad.

Podemos considerar como algo característico de la cultura a la que pertenecemos esa actitud de los vecinos de estar siempre pendiente a lo que acontece a su alrededor, más aun lo que acontece con otro de ellos, por ejemplo para el teniente americano esta cualidad era totalmente desconocida e incómoda:

Los vecinos no sólo le informaron al teniente que la puerta de doña Milla era la cuarta a mano izquierda, entrando, sino que siguieron a los cinco militares dentro del ranchón sin despegar los ojos de la caja cubierta con la bandera americana. El teniente, sin disimular la molestia que le causaba el acompañamiento, tocó a la puerta con la mano enguantada de blanco.

Acto seguido, se describe como él al ir entrando en la pieza tuvo que pedir a la multitud que se calmase, pues de un momento a otro llenaron la pieza. Pero en general nosotros los latinos, estamos acostumbrados a recibir esa clase de atención de nuestros vecinos, y para doña Milla en ese momento tan fulminante ellos constituyeron un brazo de apoyo en medio de su tragedia, acompañándola y evitando que cometiera una locura. Incluso, remontándonos casi al inicio de la historia se cuenta que fue un vecino quien la ayudó cuando necesitaba traducir aquellas cartas que le llegaban en inglés y que le informaban del desgraciado destino de su hijo; en fin, para nuestra cultura los vecinos pueden constituirse en parte de nuestra familia.

Cuando tratamos el tema de la distribución de las personas dentro de la casa, observamos que las mujeres se fueron a consolar a la madre, mientras que los hombres permanecieron en una actitud de vigilia frente a la caja que contenía los restos del cabo Ramírez; desde tiempos ancestrales ha pertenecido, no sólo a nuestra cultura, sino también a muchas otras, el sentido de delegar ciertos asuntos según el género, en este caso el consuelo y el lado sensible fue la labor de las mujeres, quizás el hecho de que comparten el sentimiento de madre (aunque no se especifica que lo fueran se puede deducir que entre las vecinas alguna o la mayoría pudieron haber sido madres) las haga compartir un sentimiento común, y así poder auxiliar a la pobre Milla en ese momento de desconsuelo.

Los hombres por su parte están encaminados a presentar una cara más fortalecida y llevar su asombro por medio de la curiosidad a preguntas que le ayuden a dar sentido al escenario que ahí se estaba mostrando, uno en el que compartían anécdotas de un fallecido que había crecido entre ellos y que ahora estaba dentro de la pequeña caja que se encontraba sobre una mesita en medio de la sala.

Otros componentes que merecen ser mencionados son, en el momento de la reunión en la casa de Milla, el brindar café en tiempos de luto, el agua de azahar para los nervios (o algún otro té o infusión que siempre tenemos a mano para cualquier situación), y hasta el conocer por nombre a nuestros vecinos y su composición familiar, como cuando el teniente buscaba a doña Milla, mamá de Moncho y le fue brindada esa información por medio de los vecinos.

Aunque el cuento tiene un suceso que lo remonta a más de medio siglo atrás, como lo es el de la guerra de Corea, si este dato no se mencionara bien podría pasar como un relato más actual, y es que poco ha cambiado, aun cuando la exposición a la cultura americana es cada vez mayor, con el uso del telecable, los viajes constantes desde la isla al continente, las muy populares escuelas bilingües… no han diluido lo que representa el ser puertorriqueño, la atención que prestamos a lo que pasa a nuestro alrededor, que aunque nuestras casas ya no están tan pegadas como lo estaban cuando se vivía en ranchones, seguimos teniendo ese acceso y contacto con los vecinos, y de cómo siempre hay una mano que se extiende de ayuda al prójimo, aunque sea para expresar apoyo. La herencia cultural es uno de las características más difíciles de borrar de un pueblo, y a través de este relato se pone de manifiesto la veracidad de esta premisa.

Posted in Jose Luis Gonzales | Leave a comment

“mi corbata” de Manuel Beingolea

yo econtre’ este excelente resumen del cuento “Mi Corbata” en la rad. Manuel Beingolea es in autor peruano.

EL resumen de la obra mi corbata de Manuel Beingolea es el siguiente .Esto es la historia de un joven que con modales de limeño conquistó a una muchacha provinciana llamada Marta,

Esta muchacha estaba profundamente enamorada de Idiáquez, con ese amor sincero le hizo una corbata hecha con un retazo de seda rosa, tal vez de un vestido que ya no servía. Idiáquez siempre estaba buscando trabajo en alguna oficina, era muy pobre, quería ser amanuense

Cuando asistió a una reunión en casa de los Bocardo, invitó a bailar a una morena, pues como todos estaban bailando él también se animó, al tiempo que quiso sacar a la morena, ésta la miro con desprecio, y diciéndole “tengo ya compromiso”, y así muchas otras se negaron , confundido se alejó y aprovecho en preguntar a un joven que le explicara este comportamiento de las damas. Él le respondió ¡tiene usted una corbata imposible! ¡Lo mejor que puede hacer usted es largarse joven!”, al ver su corbata notó que tenía un cocido elegante, y el suyo era hecho a mano, Idiáquez salió avergonzado y montado en cólera; renegó de la corbata, pareciéndole ridícula e inservible hasta para ahorcarse.

Decidido a convertirse en un hombre mejor, con un futuro mejor, que vistiese como los otros, con elegancia, luego de muchos obstáculos, Idiáquez estaría vistiendo con elegancia, mostrando una corbata modelo, atravesada por un alfiler de oro, al pasear por las calles era el asombro de muchos, todos estaban asombrados de ver a Idiáquez con una vestimenta tan fina, hasta la hermosa morena del baile, quien respondía con amabilidad sus galanteos, y fue así como la conquisto, y a los cuatro meses después Idiáquez se casó con ella, entrando en posesión de una fortuna respetable, habiendo logrado su ansiado deseo de vestir bien, y de tener fortuna. A pesar de todo se sentía infeliz y extrañaba a su querida marta y en sus momentos de tristeza corría y sacaba del fondo de su cajón la corbata que marta le había regalado, tratándole de aspirar el olor de jabón de Windsor, era como si fuera a los brazos de su amada Marta, Esto ha sido un breve argumento del cuento mi corbata de Manuel Beingolea
http://obrafavorita.com/resumen-mi-corbata-de-manuel-beingolea

Posted in Uncategorized | Leave a comment

“El Anillo Esmeralda” de Salvador Reyes

El narrador es un joven que acaba de terminar un año en el sanatorio después de haber recibido su título en la Facultad de medicina. Él está hablando con otros sobre sus experiencias. Les dijo que su juventud había sido muy difícil; había sido gravemente herido por una mujer que lo dejó; y sintió que necesitaba un descanso. Un amigo que había abierto un sanatorio le ofreció un trabajo, y lo tomó. Al cabo de seis meses se sintió mejor, pero completó su contrato con el sanatorio, y estaba listo para volver al mundo.
. Él había conocido a mucha gente pero el más raro era un hombre moribundo con quien él llegó a ser conocido. Su nombre era Desiderio, y él admitió a nuestro joven doctor que él era un mentiroso compulsivo.
No tenía amigos ni familia para visitarlo y estaba solo en el mundo. Discutieron la filosofía y la literatura. Desiderio mostró al joven doctor una caja en la que era un anillo de oro con una magnífica esmeralda de aspecto puro grande que le dio un rajá de un pequeño estado en malayo.
También dijo al narrador, que se había enamorado de una mujer joven en su juventud y que planeaban casarse. Poco antes de la boda le dijo a su novio que tenía otra novia con quien había niños y abandonado. La joven quedó muy molesta y se desmayó. Desiderio huyo, aunque lo que había dicho era mentira. No tenía idea de por qué había una compulsión a mentir. El impulso vino sobre él y él no podía resistir.
Se enfermó y finalmente no pudo salir de su cama. Él pidió al doctor que convocara a la mujer a su lado para pedir perdón. Ella vino y Desiderio le dijo que no podía ser curado, estaba muriendo, y él admitió su mentira a ella. Él pidió perdón, que ella le dio, y se fue llorando y sollozando profusamente. Después de que la mujer se fue, una enfermera le dijo al doctor que Desiderio estaba preguntando por él.

Dijo que le había dado el anillo a la mujer para que no tuviera que preocuparse de su situación económica. El doctor le dijo que estuviera tranquilo, que había hecho lo correcto. El hombre moribundo lo miró con una mirada que era amargo y malicioso. Dijo que la esmeralda era falsa.

Posted in Salvador Reyes | Leave a comment